Avisar en lugar de conmutar – Vigilancia de la corriente diferencial en sistemas con puesta a tierra

Sistema TN-S-/TT

En los sistemas TN, el punto neutro del transformador de alimentación está puesto a tierra con una impedancia despreciable y las masas de la instalación eléctrica están conectadas con la puesta a tierra de servicio de la red mediante un conductor de protección. En los sistemas TT, el punto neutro también está puesto a tierra con una impedancia despreciable, pero las masas de la instalación eléctrica están puestas a tierra de forma independiente a la tierra del sistema. 

Vigilancia permanente

La comprobación periódica de instalaciones y equipos eléctricos conlleva tiempo y costes. En este sentido, la vigilancia continua de la corriente diferencial para los sistemas de alimentación de corriente con puesta a tierra (sistemas TN-/TT) representa una opción que ahorra tiempo y costes. Gracias a ella, se vigila de forma permanente y conforme a las normas si la instalación eléctrica presenta corrientes diferenciales o residuales. Para ello se equipa a las instalaciones con puesta a tierra (sistemas TN-S) con un sistema selectivo para la vigilancia de la corriente diferencia (RCM).

Dado que la corriente diferencial está en correspondencia con la resistencia de aislamiento, en el interior de las instalaciones y equipos eléctricos los sistemas de vigilancia de la corriente diferencial (RCMS) pueden detectar de forma permanente un empeoramiento selectivo del aislamiento. Este empeoramiento produce una modificación cuantificable de la corriente diferencial de la instalación que puede provocar modificaciones críticas en el sistema. Los RCMS no solo detectan corrientes residuales en cuanto se producen, sino que advierten de forma temprana de sobrecargas en los conductores neutros. De esta forma se reduce considerablemente el riesgo de incendios. Se informa cómodamente al operador a través de un mensaje de alarma, p. ej., por correo electrónico.